LAS 10 MEJORES cosas que hacer en Barcelona

¿Qué ver en Barcelona?

1. Date una caminata por el barrio de Born.

Con una gran influencia barroca, no puedes dejar de lado esta área de la ciudad. Con su impresionante arquitectura, siempre podrás preguntar a una persona local sobre las leyendas que albergan estas misteriosas estatuas de piedra.

2. El Passeig de Gràcia

También nombrado como “La avenida curva de Barcelona”. El apodo se debe a que así la recuerdan algunos visitantes. Considerada una de las calles con mayor peso histórico de la ciudad y a su vez la más cara para vivir. Hay una serie de encantos que no te puedes perder, entre ellos una gran edificación que por sus líneas curvas que  recuerdan a las olas del mar.

 

La “Casa Milà” es una de las obras maestras del modernista Gaudí y considerado un sitio icónico para todo aquel que se pasee por Barcelona.

Y si se hace de noche, ¡no huyas tan rápido! La zona que rodea el paseo marítimo es considerada una de las zonas turísticas con mejor vida nocturna de la ciudad, rodeada de hoteles, bares y restaurantes. ¡Perfecto para tomarte una copa!

4. ¡Visita el bar favorito de Gaudí y Picasso!

Barcelona tiene una amplia variedad de zonas turísticas con cientos de bares, pero hay uno que se ha ganado el corazón de los turistas, principalmente por dos detalles. El primero por su antigüedad (mantiene su espíritu sin haber sido remodelado) y el segundo por ser en su día uno de los más frecuentados por Gaudí y Picasso. Su nombre es Els Quatre Gats y se encuentra en el Carrer Montsió 3, en pleno barrio Gótico. ¡Disfrútalo!

5. La Sagrada Familia, el icono de Barcelona

El crítico de arte Rainer Zerbst dijo que “es probablemente imposible encontrar una iglesia similar en toda la historia del arte”.

Diseñada por el arquitecto catalán Antoni Gaudí, forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con una historia avasallante su construcción fue interrumpida por la Guerra Civil y a pesar de que aún su construcción no ha sido completada, este singular monumento cristiano, con sus líneas curvas, su inspiración gótica y del Art Noveu, deja sin aliento hoy en día hasta el más difícil de complacer.  ¡No puedes irte sin visitar la Sagrada Familia!

6. ¡Fans del fútbol! Visitad el Camp Nou

Si tienes algo de suerte en tu visita a Barcelona y coincides con un partido del Barça podrás ver a Messi haciendo de las suyas con el balón.  También puedes visitar el emblemático museo del equipo, donde podrás hacer un paseo guiado por las instalaciones en los que recordarás todos los momentos estelares del  equipo.

7. Parque Güell, obra de Gaudí, el hombre que dio forma a Barcelona.

Es una de sus obras más emblemáticas. Se trata de un conjunto de jardines y estatuas que lo convierte en un lugar singular. Está ubicado en la zona este del monte Carmelo y con sus llamativos colores llama la atención de miles de visitantes al año.

Inicia tu recorrido contemplando los dos edificios a la entrada del parque, para luego deleitarte con una serie de parques al aire libre ideal para una tarde de relax con la familia.

En 1984, la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad en ” Obras de Antoni Gaudí “.  Siendo un parque con preciosas obras y mosaicos en sus calles, es ideal para los visitantes que aman el arte y la arquitectura. Una delicia a los ojos del que lo admira. ¡Imposible que no te lleves un souvenir de aquí!

8. Vive Barcelona en toda su esencia. Móntate en el mítico tranvía azul.

Durante tu intercambio de casas en Barcelona, pasea por las históricas calles de la ciudad desde el tranvía y no te pierdas de vista a las tradicionales casas del Tibidabo. Culmina tu paseo con una vista impresionante desde la montaña, donde podrás fotografiar o admirar en silencio el paisaje.

9. El barrio de Raval tiene algo interesante que mostrarte: su plaza

Concebida como el “pulmón de Raval” fue concebida en 2002 bajo algunas críticas ya que hubo que derribar algunos edificios. Los lugareños aman pasar sus tardes en el bien llamado Oasis, esta hermosa plaza con boulevares y entretenimiento al aire libre, fue construida principalmente para dar un respiro urbanístico a toda la zona, ya que en otra época simplemente no había lugares al aire libre donde las personas pudieran distraerse.

10. No puede faltar un gran paseo en bicicleta por Barcelona

Recorre las calles de la ciudad y sus alrededores en bicicleta. ¿Por qué no subes hasta Montjuic, disfrutas de sus vistas y visitas el “Poble Espanyol”?  ¡Ve por tu cuenta!

Hay multitud de centros de bicicletas de alquiler distribuidos por las zonas turísticas. Y también tienes la oportunidad de, por supuesto, contratar un tour guiado, así que… ¡Ponte el casco y a pedalear! Y si no, quizás incluso tu anfitrión pueda dejarte sus bicis para que disfrutes Barcelona sobre ruedas. ¡El intercambio de casas es así!

Y hasta aquí nuestro repaso a esta magnífica ciudad. Hay muchos lugares que te animamos a visitar también: el mercado de la Boquería, el Liceu, la estatua de Colón… Barcelona es infinita. ¿A qué esperas para viajar a Barcelona? Un magnífico intercambio de casas te está esperando.

Start typing and press Enter to search

×